La Fundación Francisca Bretón, con los más pequeños.
Proyecto Salta Conmigo, una herramienta para padres e hijos

  • Espacio de ocio terapéutico para niños con dificultades neuropsicológicas entre los 6 y los 12 años.
  • Grupos de apoyo a familiares.

Quien nos conoce y nos sigue desde los inicios sabe cuáles son nuestras dos líneas de trabajo. Si eres nuevo por aquí, deja que te pongamos al día antes de contártelo todo sobre una de ellas en concreto.
La Fundación Francisca Bretón tiene dos proyectos principales, el Proyecto Respiro que, como te contamos aquí, busca la estimulación cognitiva de usuarios con Alzheimer y otras demencias, y, por otro lado, y como te vamos a contar hoy en este blog, el Proyecto Salta Conmigo. Este último tiene su foco principal en niños con dificultades neuropsicológicas. De cualquier forma, ambos proyectos comparten algo importante: ofrecemos apoyo a familiares y cuidadores para poder conseguir juntos los mejores resultados para aquellos que nos importan.

En primer lugar, cuando hablamos del Proyecto Salta Conmigo, estamos hablando de un esfuerzo en conjunto por parte de la Fundación y los padres de los niños. De esta forma y mediante un conjunto de actividades y talleres, buscamos mejorar la calidad de vida de estos niños; aprovechamos su tiempo libre para que disfruten, aprendan y progresen.

En esta misma línea, en numerosas ocasiones nos preguntan por el perfil de niños a los que se enfocan nuestras actividades; el Proyecto Salta Conmigo está pensado para niños con dificultades neuropsicológicas como puede ser TDAH o el autismo -con sus diversas variantes- de edades comprendidas entre los 6 y los 12 años.

Nuestro método de trabajo

Desde que comenzamos esta aventura, nos hemos rodeado de los mejores profesionales (también a nivel personal) para pensar, preparar y desarrollar las actividades y talleres que más beneficien a este tipo de usuario. Así, el principal objetivo es potenciar la creatividad, la imaginación, la asertividad, el optimismo, el equilibrio personal, el bienestar, la comunicación y la propia aceptación.
¿Cómo lo conseguimos? A través de actividades de juego y ocio de las que extraen aprendizajes que implementar en su vida cotidiana: actividades sensoriales, de relajación, juegos diversos, dinámicas de grupo, cine…

“Es un ocio terapéutico personalizado, abierto, participativo y vivencial”.

De esta forma, contamos con dos grupos principales de trabajo:

  • Grupo de ocio terapéutico: el juego es la herramienta más divertida, potente y eficaz de generar cohesión social y estimulación. Cada semana, en La Casa Rosa preparamos este tipo de actividades.
  • Grupos de estimulación específica del desarrollo: para aquellos niños que necesitan algo más de apoyo, desde la Fundación Francisca Bretón ofrecemos esa ayuda complementaria en grupos muy reducidos para poder centrarnos en ellos por completo.

Por último, pero no menos importante, contamos con grupos de apoyo para familiares; el rol de los padres es clave en este tipo de casos. Estas reuniones están pensadas para compartir puntos de vista y experiencias. Mediante nuestro “Café para padres” semanal, también se generan propuestas de apoyo para el día a día; ofrecemos orientación psicoterapéutica para reforzar la personalidad de nuestros chicos y las relaciones familiares, así como las relaciones sociales y la autoestima.

En definitiva, desde la Fundación hemos querido ofrecer ayuda a estos niños a través de actividades, juegos y profesionales que se centran en buscar resultados a través de dinámicas que diviertan y entretengan a los más pequeños y enseñen a los más mayores.

Articulos Relacionados

Proyecto Respiro

Nuestra seniorteca, un orgullo El proyecto Respiro de la Fundación, cada vez más fuerte Desde la Fundación, trabajamos

Leer Más »